CCOHS: Canadian Centre for Occupational Health and Safety
Canadian Flag

Canadian Centre for Occupational
Health and Safety

  Centre canadien d'hygiène et de
sécurité au travail
Government of Canada Wordmark
English Contáctenos Ayuda   Sitio Canadá
Canada's national Occupational Health & Safety Resource
Portada Français Acerca de Nosotros Productos & Servicios Respuestas OSH

Sustitución de Químicos: Consideraciones para Selección
¿ Porqué la sustitución es importante?
¿ Porqué se debe escoger con sumo cuidado el material sustituto?
¿ Cuáles son algunas de las consideraciones más importantes a examinar cuando se considera lo apropiado de los posibles sustitutos?
¿ Cuáles son algunos de los puntos a considerar cuando se realiza una evaluación de riesgo?
¿ Cuál es un ejemplo de los pasos a dar cuando se investiga un material nuevo?
Respuestas OSH
Disclaimer
Respuestas OSH
Químicos & Materiales
 Sustitución de Químicos: Consideraciones para Selección

Advertencia Esta página web ha sido archivada en la Red.

Contenido archivado

Información designada como archivada en la Red con fines de consulta, investigación y mantenimiento de registros. La información no ha sido alterada ni actualizada desde la fecha en la que se archivó. Las páginas web archivadas en la Red no están sujetas a las normas que se aplican a los sitios web del Gobierno de Canadá. Conforme a la Política de Comunicación del Gobierno de Canadá, puede solicitarse esta información en otros formatos. Póngase en contacto con nosotros para ello.


¿ Porqué la sustitución es importante?

La sustitución de materiales usados regularmente por materiales menos peligrosos es una de las formas más efectivas para eliminar o reducir la exposición a materiales que son tóxicos o que presentan otras amenazas. Una amenaza es una fuente de peligro o de lesión. Una amenaza incluye cualquier químico o material que tenga la habilidad o una propiedad que pueda provocar efectos adversos en la salud o dañar a una persona en ciertas condiciones. El riesgo, por otra parte, es la probabilidad o posibilidad de que la exposición a una amenaza de químico provoque realmente daño a una persona o cause un efecto adverso.

Otros métodos de higiene ocupacional para controlar la exposición del empleado a químicos incluyen aislamiento, encierro, ventilación de emisiones, modificación de equipo o proceso, buenos servicios de limpieza, controles administrativos y equipo de protección personal. Todos estos métodos reducen o eliminan el riesgo de lesión o daño interrumpiendo la vía de exposición entre el material peligroso y el trabajador. La sustitución remueve el riesgo en la fuente.
¿ Porqué se debe escoger con sumo cuidado el material sustituto?

Se debe tener extremo cuidado para estar seguro de que no se está cambiando un riesgo por otro. Antes de decir reemplazar un químico, se deben conocer los riesgos del químico para los empleados, el ambiente y los riesgos de daño para el equipo y las instalaciones. Si los riesgos son serios, se deben considerar entonces las alternativas y sus riesgos deben entenderse bien.

La selección de un sustituto puede ser un proceso bastante complejo. En organizaciones grandes el proceso de selección puede incluir un comité con representantes del sector de ingeniería, adquisición, higiene industrial, seguridad, mantenimiento, investigación y desarrollo, control ambiental, manejo de desechos, expedición y los supervisores y trabajadores que trabajan directamente con el material. En organizaciones más pequeñas, una persona puede realizar muchas de estas funciones.
¿ Cuáles son algunas de las consideraciones más importantes a examinar cuando se considera lo apropiado de los posibles sustitutos?

  1. Efectividad. Llena el material los requisitos técnicos (ej, solubilidad, tiempo de secado) para el trabajo o proceso?
  2. Compatibilidad. El sustituto no debe interferir o reaccionar con el proceso, los otros materiales o el equipo.
  3. Medidas de control existentes. Puede ser que los métodos de control existentes no controlen adecuadamente al sustituto (ej, un sustituto menos tóxico puede evaporarse más rápidamente y por lo tanto el sistema de ventilación existente no recoge adecuadamente los vapores)
  4. Disposición de Desechos. Cumplirá el sistema de disposición de desechos actual con los requisitos técnicos y regulatorios cuando trata con todo nuevo desecho creado al usar el sustituto?
  5. Evaluación de Riesgo. Se debe efectuar una evaluación de riesgo para decidir cuándo se sustituye un químico o material diferente.
¿ Cuáles son algunos de los puntos a considerar cuando se realiza una evaluación de riesgo?

Las Hojas de Datos de Materiales de Seguridad (MSDS) usualmente tienen la información que se necesita para comparar los riesgos de varios materiales. Para una comparación más sencilla, establezca una tabla con las siguientes categorías para cada sustituto potencial. Las propiedades importantes a comparar son:

  1. Presión de Vapor. La presión de vapor es un indicador de qué tan fácilmente se evapora un químico en el aire. La exposición por inhalación es la ruta primaria de exposición de muchos materiales; por lo tanto, la concentración de vapor en el aire influye ampliamente en el grado potencial de exposición. Si un solvente no es muy volátil (no se evapora fácilmente), el potencial de exposición por inhalación puede ser muy bajo.
  2. Efectos en la Salud a Corto Plazo. Comparar los valores de toxicidad animal de varios químicos puede sugerir sus toxicidades relativas a corto plazo (ej, efectos que pueden darse rápidamente). Ejemplos de datos de toxicidad aguda incluyen los LD50 y LC50 (las dosis letales o concentraciones que matan al 50% de los animales probados que fueron expuestos al químico). Es importante recordar que la toxicidad puede variar mucho entre las especies animales. Además, los efectos biológicos o efectos adversos en la salud provocados por exposiciones de corto plazo a altas concentraciones de un químico pueden no ser los mismos de los que ocurren por exposiciones a largo plazo pero de bajo nivel. Por ejemplo, dos hidrocarburos aromáticos muy cercanos, el benceno y el tolueno, tienen propiedades tóxicas agudas similares pero sólo el benceno provoca cáncer luego de exposición crónica o a largo plazo.

  3. Los límites de exposición ocupacional recomendados como los TLV (Concentración máxima admisible en el ambiente) de la Conferencia Americana de Higienistas Industriales Gubernamentales (ACGIH) no deben utilizarse para comparar materiales puesto que la base para establecer estos valores varía de una sustancia a otra (ej. protección contra irritación, perder el conocimiento, o deficiencia en la salud). El folleto de TLV establece claramente que éstos no son un índice relativo de toxicidad.
  4. Efectos en la Salud a Largo Plazo. Los efectos en la salud a largo plazo como la enfermedad pulmonar crónica pueden ser más significativos que los efectos a corto plazo.
  5. Toxicidad en la Piel. Se debe examinar tanto el potencial para irritación directa como la sensibilización alérgica. También se debe considerar que además de aspirar químicos, algunos solventes (e incluso algunos vapores de solventes) pueden ser absorbidos por piel intacta. Esta ruta de exposición puede contribuir significativamente a la respuesta general de los químicos en el cuerpo.
  6. Sensibilización del Sistema Respiratorio: Si una exposición repetida al químico por inhalación puede provocar reacciones hipersensibles, como un ataque de asma, se deben implementar métodos de control especiales y prácticas del lugar de trabajo. También se le debe dar mantenimiento a esos controles y prácticas.
  7. Potencial para provocar cáncer y efectos reproductivos. Si existe suficiente evidencia de que un compuesto puede provocar cáncer o efectos reproductivos en seres humanos, se debe considerar tomar precauciones de manipulación especiales.
  8. Riesgos Físicos. La explosión y el fuego son a veces los mayores riesgos de un material. Entre las propiedades que se deben examinar están la presión del vapor, la temperatura de autoignición, la temperatura de inflamación, los límites de inflamabilidad y la reactividad.
Aunque la sustitución es el método más directo para reducir los riesgos, no siempre es práctica. Se debe realizar una evaluación muy cuidadosa antes de cualquier plan de sustitución para garantizar que el químico alterno nuevo no ocasione un riesgo mayor que el del producto usado actualmente.

Si la información de las hojas de datos de seguridad de materiales es inadecuada, fuentes como la base de datos CHEMINFO del CCOHS brindan información sobre las propiedades químicas, físicas y toxicológicas de los compuestos químicos puros (ver los ejemplos incluidos en las listas de Respuestas OSH como Perfiles Químicos, libros de referencia sobre toxicología o contacte al Servicio de Consultas del CCOHS)
¿ Cuál es un ejemplo de los pasos a dar cuando se investiga un material nuevo?

El Ejecutivo de Seguridad y Salud (HSE) del Reino Unido recomienda un proceso de siete pasos para considerar una sustitución *. Estos pasos incluyen:

  1. Identificación de riesgos y evaluación de riesgos. Este paso incluye decidir si una sustancia actual o un proceso es un riesgo. Existe riesgo significativo involucrado en el almacenaje, uso o disposición de una sustancia? Un riesgo o amenaza se define como "el potencial que tiene una sustancia o proceso de dañar a alguna persona o al ambiente". Un riesgo es "la posibilidad de ocurrir que esto tiene".
  2. Identificación de alternativas. Investigue un amplio rango de opciones. Compare toda la información de evaluación de riesgo tal y como se mencionó previamente en este documento. Compare los diferentes estados de un químico (una forma granular crearía menos polvo que una forma en polvo?) Considere también si el trabajo es necesario o no (ej, se puede reemplazar la pieza en vez de limpiarla). Si Usted es proveedor, puede ser necesario que seleccione opciones de acuerdo con las necesidades de sus clientes así como de acuerdo con las de sus propios empleados.
  3. Piense en lo que podría pasar si usa las alternativas. Es importante que se reúna toda la información disponible antes de este paso para que pueda hacer una comparación realista de los puntos buenos y de los puntos malos. Recuerde que también se debe considerar la forma en que los empleados usan el químico y qué tan probable es que puedan estar expuestos. El seleccionar un químico alterno puede requerir cambios en:
    • la forma en que se hace el trabajo,
    • el tipo de equipo o de las partes (ej aros O, uniones o materiales de manguera) que deben ser compatibles con el químico sustituto,
    • el sistema de ventilación que se puede requerir,
    • los métodos de disposición, y
    • los requisitos regulatorios que puedan aplicar.
  1. Comparación de alternativas. En este paso, compare las alternativas entre sí y con la sustancia o proceso que se usa regularmente. El HSE reconoce que es difícil comparar los riesgos de un químico que es muy inflamable con uno que es muy tóxico. Ellos recomiendan pensar en los efectos en términos sencillos como "El sustituto va a explotar o a envenenar a las personas? Afectará sólo a las personas que trabajan con él, o podría afectar a otras personas en el área?" Recuerde considerar cómo y en dónde se utilizará la alternativa.
  2. Decida cuándo sustituir. Este paso es el más difícil. Recuerde que un cambio en un paso de un proceso puede afectar a muchos otros. Consulte con los trabajadores que manipularán el material directamente para escuchar sus opiniones. El introducir el sustituto a prueba o en pequeña cantidad primero puede ser una buena idea.
  3. Introducción del sustituto. Planifique el cambio del material o del proceso cuidadosamente. Recuerde capacitar y educar a los trabajadores involucrados.
  4. Evaluación del cambio. Verifique para ver si la sustitución ha producido los resultados esperados. El monitorear la salud de los trabajadores, el nivel de los contaminantes en el aire, o el cumplimiento de los requisitos legales pueden ser parámetros útiles a medir.
* adaptado de "7 Steps to Successful Substitution of Hazardous Substances", HS(G) 110, Health and Safety Executive, United Kingdom, 1994 - "7 Pasos para una Sustitución Exitosa de Sustancias Peligrosas" HS(G) 110, Ejecutivo de Seguridad y Salud, Reino Unido, 1994.

Ultima actualización del documento: 1999-11-24

Copyright ©1997-2006 Centro Canadiense de Salud y Seguridad Ocupacional



 Servicios al Cliente 
 Servicios de Consulta 
 Webmaster 
Avisos Importances y Descargos
(c)CCSSO, 2009
Responder sus preguntas sobre nuestros productos y servicios Responder sus preguntas sobre seguridad y salud en el trabajo Aceptar preguntas y comentarios sobre este sitio web